Aldo Gutiérrez Solano, es uno de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos que resulto herido la noche del 26 de Septiembre de 2014 en Iguala. El caso Ayotzinapa causó indignación en todo México y el extranjero, no solo fueron los 43 estudiantes desaparecidos y posiblemente asesinados cruelmente por un grupo delictivo y los oficiales locales de Guerrero, sino también cuentan los que murieron esa noche y los heridos que siguen sufriendo la indiferencia y poca consideración por parte de las autoridades federales.

El joven estudiante que yace inerte en una cama de un hospital de México desde la noche fatídica donde perdió prácticamente su vida y a la mayoría de sus compañeros, recibirá atención medica de dos neurólogos extranjeros que realizaran una nueva evaluación de su caso. Uno de los profesionales es Calixto Machado, especialista del instituto de Neurología y Neurocirugía de Cuba, y el costarricense Mauricio Chinchilla viajaran a México este 26 de Octubre para evaluar a Aldo. Estarán cinco días con el estudiante para determinar qué medidas llevaran a cabo.

La noticia la dio a conocer la Comisión Ejecutiva de Atención a Victimas (CEAV) de la Secretaria de Gobernación (Segob). Sin embargo, la familia del joven herido, fueron quienes eligieron a los doctores para obtener una segunda opinión. El hermano mayor de nombre Ulises, dijo que buscaron por internet y lo que buscan es agotar todas las instancias internacionales, saber que más se puede hacer en el caso de Aldo de ahora 20 años quien mantiene los ojos cerrados desde hace más de un ano, pero reacciona durante fracciones de segundos. Mueve ligeramente el brazo izquierdo, las piernas y el pecho.

El joven ha perdido 65% del cerebro, está en coma. En caso de recuperarse de alguna forma su vida probablemente sería la de un ser inerte. La bala perforo y atravesó de un lado a otro la cabeza de Aldo Gutiérrez, originario de Tutepec, un poblado campesino del municipio de Ayutla de los Liebres.