La Corte Suprema de Texas aparentemente está fuertemente dividida en uno de los días más importantes sobre el nuevo caso de Aborto en el estado que se reabre después de una década; es porque tiene la potencialidad de revisar los estándares constitucionales y que afectan a millones de mujeres. Muchos de los jueces se muestran frustrados por espacios basados en los hechos presentados por las féminas. Los tres jueces más conservativos dijeron que hay muy poca evidencia de que las clínicas hayan cerrado o vayan a cerrar por causa de la ley.

Este miércoles se espera que la corte suprema escuche argumentos orales referentes al caso, del máximo derecho al aborto en décadas. Las reglas podrán determinar cuánto las leyes anti-aborto pueden restringir el procedimiento, y si millones de mujeres en el estado de Texas y otros estados podrán tener disponibilidad y acceso al aborto sin tener que manejar cientos de millas. Según una encuesta en New Vox poll mucha gente no está de acuerdo en la ley anti-aborto de Texas, que la corte está decidiendo si mantenerla.

El juez Anthony M. Kennedy, quien realmente mantiene el voto decisivo, reflexionó que puede ser más sustancial regresar el caso a las cortes estatales para que desarrollen más evidencia. Él dijo que esto podría ayudar saber cuántos abortos pueden llevarse a cabo en las clínicas que continúan abiertas y si una ley restrictiva fuera elegida para que se haga totalmente efectiva. En la corte, los cuatro jueces liberales están firmes que las restricciones impuestas por la ley no cumplen propósitos médicos y no puede pasar como asamblea constitucional.

Esto ha arrojado que un promedio de 10,000 y 240,000 mujeres texanas entre las edades de 18-49 han tratado de terminar con sus embarazos por ellas mismas, de acuerdo con unas encuestas llevadas a cabo por Texas Policy Evaluation Project, en un esfuerzo por la Universidad de Texas y basándose en el impacto determinante de las políticas del estado. Entre la encuesta realizada por teléfono, el método más común que se reporto fue tomando la droga conocida como “Misoprostol” también conocida como “Cytotec.” Así como algunas hierbas o remedios homeopáticos. Otras reportaron que se golpean el estómago, usan alcohol, drogas o pastillas hormonales.”

Las restricciones por parte de la corte suprema de Texas fue debilitar la ley Roe V. Wade cerrando varias clínicas a través del estado y que permitía a las mujeres abortar, por cualquier razón, hasta el momento en que el feto se transforme “viable,” lo que quiere decir, será potencialmente capaz de vivir fuera del útero materno, sin ayuda artificial. Este es un caso emblemático, por lo que plantea, ente ellas: ¿Cuándo y en qué medida el aborto es ilegal? ¿Quién debe decidirlo? ¿Qué métodos debe usar el Tribunal Supremo al momento de adjudicar derechos constitucionales?, y ¿Qué papel juega los enfoques religiosos o morales en el ámbito político? Esto ha divido al estado y país en Pro-Roe y anti-Roe.