Born in March 25, 1926, in Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, Jaime Sabines Gutiérrez was one of Mexico's most outstanding poets. He first arrived in Mexico City in 1945, to study philosophy and letters at the National Autonomous University of Mexico (UNAM). Sabines formed part of a group that transformed literature into reality, he wrote ten volumes of poetry, and his work has been translated into more than twelve languages. Called  “one of the greatest contemporary poets” of the Spanish language by Octavio Paz, Sabines' chronicled the experience of everyday people and turned them into magic.

On this day, Sabines would have turned 90, so we remember the prodigious poet with some of his best verses in their original language:

“¿Es que hacemos las cosas sólo para recordarlas? ¿Es que vivimos sólo para tener memoria de nuestra vida? Porque sucede que hasta la esperanza es memoria y que el deseo es el recuerdo de lo que ha de venir.” ― Recogiendo Poemas

“Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.” ― Recuento De Poemas, 1950-93

“Mi corazón desde hace días quiere hincarse bajo alguna caricia, una palabra.” ― Recuento De Poemas, 1950-93

“A veces te aborrezco tanto, casi tanto como te quiero.” ― Los amorosos: Cartas a Chepita

“Las mejores palabras de amor están entre dos gentes que no se dicen nada.”

“Ay, amor mío, no estoy triste, no, pero te quiero. Es un modo distinto de sufrir.”

“Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.”

“Te quiero, sí, te quiero: pero a medida de que te quiero se me van haciendo innecesarias las palabras.” ― Los amorosos: Cartas a Chepita

“Ojalá te encuentre por aquí, en alguna calle del sueño. Es una gran alegría ésta de aprisionarte con mis párpados al dormir.” ― Los amorosos: Cartas a Chepita

“En qué lugar, en dónde, a qué deshoras me dirás que te amo? Esto es urgente porque la eternidad se nos acaba.” ― Recuento De Poemas, 1950-93

“Ella dijo que se iría y que se llevaría todo lo que era suyo. Ella se fue. Y no me llevó a mí. Y yo era suyo»”

“Déjame que investigue las últimas células de tu cuerpo, los últimos rincones de tu alma; déjame que vuele tus secretos, que aclare tus misterios, que realice tus milagros; consérvate, presérvate, angústiate; sufre el amor; espérame...” ― Los amorosos: Cartas a Chepita

“Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: 'qué calor hace', 'dame agua', '¿sabes manejar?', 'se hizo de noche'... Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho 'ya es tarde', y tú sabías que decía 'te quiero.”

“Vendríamos de la mano, a media calle, solos, y no diríamos nada. Que lo diga la noche. Que digan que te quiero las estrellas, los rumores lejanos, la distancia.” ― Los amorosos: Cartas a Chepita

“Amor, todos los días. Aquí a mi lado, junto a mí, haces falta.” ― Recuento De Poemas, 1950-93